Inicio

Bienvenido a Téde.com aquí encontrarás toda la información que necesitas acerca del té, como sus beneficios, contraindicaciones, cuántas tazas debes tomar al día, cuál es el mejor momento para tomar el té y la respuesta a muchas dudas que seguro tienes.

Compartiremos contigo todos los conocimientos y experiencias acerca del maravilloso mundo del té, demostrándote que puede ser la solución a muchos problemas actuales como el insomnio, sistema inmunológico débil o la ansiedad.

¿Por qué debemos tomar té en el día a día?

El es considerado como la segunda bebida más preparada en el mundo, esto después del agua. Se consume desde hace millones de años y con el pasar del tiempo se ha ido extendiendo a todos los países a nivel mundial.

Pero, ¿qué es el té? Esta es una infusión de brotes y hojas de plantas. Tiene sabores frescos, amargos ligeramente y también astringentes. Estos sabores agradan a muchos de sus consumidores.

Por qué tomar una taza de infusión al día

Historia del té

Origen

En gran parte de los países asiáticos, han surgido leyendas y mitos, tratando de explicar cómo descubrieron el té. Pero, hay una leyenda China, que ha sido considerada la más conocida que se remonta a más de 5000 años de antigüedad.

La leyenda nos cuenta, que el té fue descubierto cerca del año 2750 AC, por el erudito y emperador chino Sheng Nung. Relatan que, mientras el emperador descansaba bajo la sombra de un árbol silvestre, una suave brisa causó que se cayeran unas hojas sobre un envase de agua hirviendo y al despertar el emperador bebió el brebaje, y este lo hizo sentir muy bien, lo relajó y su mente quedó despejada de ideas tormentosas.

De aquí, el emperador Sheng Nung es conocido como el padre de la medicina china y de la agricultura. Después de haber tomado esa infusión, el emperador alentó a toda la nación que cultivaran el árbol de Camellia Sinensis y que tomaran su bebida.

Origen del té

Edad de oro

Posteriormente, en la Edad de Oro de la dinastía Tang, dejó de utilizarse como una medicina y se comenzó a consumir por placer o gusto.

En esta época, comerciantes encargaron al Lu yu para que escribiera el primer libro que hablará sobre el té, se llamó Su Cha Ching, y ahora es conocido como el Libro Sagrado del té. Allí, se compilaron las rutinas sobre el té y Lu Yu enfatizó que el té era el símbolo de la armonía y el universo.

Cuando el té comenzó a extenderse por el mundo, los occidentales fueron los que más afición tuvieron por esta bebida.

Para el siglo XVII, el té era considerado una de las bebidas más caras y sólo podían consumirlo las clases sociales más altas. Se convirtió en un símbolo de estatus social y de refinamiento.

Historia de la infusión

¿Para qué sirve el té?

Desde la antigüedad, al té se le han atribuido propiedades medicinales y relajantes. Por ejemplo, se utilizaban para el dolor estomacal, de cabeza, limpiar el cuerpo de impurezas, para la concentración mental, depresión, gripes, poder dormir o quitar el sueño, etc.

La ciencia ha encontrado un sinfín de beneficios que el ofrece a los seres humanos. Según el tipo de que se consuma estos pueden ser antioxidantes, depurativos, digestivos, pueden aportar vitaminas A, B y c, minerales, sodio, reforzar el sistema inmune para protegerlo de bacterias, virus y padecimientos degenerativos o cancerígenos.

Para resumir un poco podemos mencionar 7 beneficios que nos aporta el consumir una taza de té.

  1. Antioxidantes: ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento, cuidando las células y tejidos.
  2. Fortalece el sistema inmunológico: debido a su gran aporte de flavonoides y vitamina H, sirven como gran ayuda para aumentar las defensas en nuestro cuerpo.
  3. Disminuyen las probabilidades de padecer enfermedades del corazón: muchos s ayudan a la coagulación en la sangre y también a disminuir los niveles de grasa, estrés y otros que son perjudiciales para el sistema cardiovascular.
  4. Aplaca los déficits de hierro, evitando la anemia en el organismo.
  5. Mantiene el cuerpo hidratado: el ha sido utilizado también como una segunda forma de poder consumir 2 litros de agua al día.
  6. Es un excelente diurético de forma natural, ayudando a eliminar las toxinas de nuestro organismo.
  7. No contiene calorías, lo cual es perfecto para aquellos que desean disminuir o mantener su peso.

Beber una taza de al día, nos contribuye un sinfín de beneficios.

Tipos de té

¿Cómo preparar un buen té en casa?

Primero, debemos decidir qué tipo de prepararemos si será un de hojas sueltas o infusión que ya viene diseñado en bolsitas.

Hay diversas formas para prepararlos según lo que se desee tomar.

  1. Coloca un poco de agua fresca en una cacerola, preferiblemente agua del grifo, ya que el agua destilada o previamente hervida, puede cambiarle el sabor a la infusión.
  2. Hierve hasta que obtengas una temperatura entre 70° a 100° C (160 a 212° F)
  3. Si preparas infusiones blancos y verdes, la temperatura del agua debe estar más baja antes de echar las hojas. Las infusiones de oolong, deben estar a un temperatura media y fuego lento y los s negros y pu-erh, si toleran altas temperaturas.
  4. Coloca 2 o 3 gramos de por cada 6 onzas (180 ml) de agua. Igualmente, podrás añadir más o menos hojas según sea el tipo de concentrado de tu preferencia.
  5. Vierte las hojas al agua y déjalas que estas se mezclen por unos cuantos minutos, al menos 3-5 minutos. Según el tipo de infusión, si lo dejas más de este tiempo puede tornarse amargo.
  6. Retira las hojas del agua, luego que haya pasado el tiempo. Para esto, puedes usar un colador, una tela filtrante.
  7. Endulza a tu preferencia, puedes aplicarle azúcar, edulcorante o miel si deseas un sabor más natural.
  8. También si lo deseas hay tés a los cuales puedes echarle limón, leche o miel según tu gusto. Sólo no añadas leche y limón juntos.

Para resumir, los tipos de té que podrás encontrar según sus efectos son los siguientes: